DIFERENCIAS ENTRE EL ALQUILER TEMPORARIO Y EL TRADICIONAL

Cuando hablamos de alquiler en general tendemos a pensar en lo que entendemos como alquileres tradicionales.

Sin embargo, con el paso del tiempo se han ido desarrollando y han ido ganando popularidad el tipo de alquiler temporario ya que es una tendencia que ha ido cambiando considerablemente el paradigma de alquiler en estos cambios sociales.

Vamos a establecer las mayores diferencias entre los alquileres:

Los alquileres tradicionales contra los alquileres temporarios

En general, cuando no se conoce mucho acerca del tema y se requiere cambiar rápidamente del lugar en el que se está viviendo, se cree que la única posibilidad es un tipo de alquiler clásico que ya se conoce. Pero, si bien no se está diciendo que éstos sean malos, es importante conocer la diversidad de alquileres temporarios en la cartera de inmuebles que Nuevos Aires Servicios Inmobiliarios a las que se puede acudir, para poder elegir con seriedad y con responsabilidad. 

Para esto vamos a establecer una serie de similitudes y diferencias entre los dos grandes tipos de alquileres que priman en la Ciudad de Buenos Aires.

Lo primero que puede destacar como una similitud es la Ley de Locaciones Urbanas 23091. Se trata de la regulación que rige en igual manera a los dos tipos de alquileres. Y en lo que refiere a la diferencia más obvia, ésta tiene que ver con que el alquiler tradicional cuenta con un tiempo mínimo de dos años y en el nuevo reglamento va a ser a 3 años de alquiler (el de todos los contratos que se realice de forma tradicional), mientras que el alquiler temporario tiene un máximo de 3 meses, y con excepciones aplicando la Ley se puede a 12 meses sin establecerse un mínimo de tiempo.

Otra de las diferencias fundamentales que se puede mencionar entre estos dos tipos de alquileres, tiene que ver con las condiciones en las que la casa o el departamento es recibido, tanto en un caso como en el otro. En este sentido, podemos decir que los alquileres tradicionales son los que tienden a llegar vacíos, aunque en buenas condiciones para ser habitados eso no dice que los Alquileres temporarios no estén en buenas condiciones. Son los alquileres en los que quienes se mudan tienen que llevar los muebles que tienen o comprar nuevos para poder acomodarse.

Por el contrario, en el caso de los alquileres temporales, el lugar en el que se va a vivir llega completamente amueblado. Pero no solamente se habla de muebles comunes como puede llegar a ser por ejemplo un ropero empotrado, que es frecuente en los departamentos. Cuando hablamos de que los alquileres temporarios vienen amueblados nos estamos refiriendo a que cuentan con todo lo necesario para vivir y tener comodidad suficiente para vivir una estadía placentera en Buenos Aires y vivas tu propia experiencia. Desde mesa hasta cama y heladera, entre tantas otras cosas.

Los gastos de uno y de otro

En lo que respecta a los gastos que representa cada uno de estos tipos de alquileres, tenemos que tener cuidado al tratarlo, ya que existen siempre excepciones.

En líneas generales, puede decirse que los alquileres temporarios se disminuye una serie de gastos extras o pagos que ya suelen estar incluidos en el precio. Estos suelen ser ABL, expensas, servicios básicos como el gas y la luz, servicio de limpieza e Internet caso contrario se especifica por departamento que incluye y que no.

Contrariamente, en el caso de los alquileres tradicionales por dos años tiende a pensarse en que todos estos gastos son a cargo del inquilino. Pero debe aclararse que no en todos los casos funciona de esta manera. De hecho, es frecuente encontrar, especialmente en la Ciudad de Buenos Aires, departamentos en alquiler tradicional que incluyen gastos de ABL y de expensas. Los servicios básicos también son pagados siempre por los inquilinos, como así también los servicios adicionales como el Internet. De todas formas, cabe destacar que hay casos en los que algunos gastos son abonados por el dueño del inmueble.

Requerimientos

Un problema que afrontan con frecuencia las personas que están buscando un alquiler para poder mudarse, es el relacionado a los requerimientos de ingreso al mismo. Aquí sí radica una diferencia fundamental entre estos dos tipos de alquileres tan diferentes.

Una de las grandes ventajas que los inquilinos destacan acerca de los alquileres temporales tiene que ver con que éstos en general no requieren de la presentación de una garantía de un inmueble. Basta con presentar el documento (o el pasaporte en el caso de las personas provenientes del extranjero) y un recibo de sueldo o demostración de sustento. Esta diferencia sustancial es la que hace que, en muchos casos y cada vez más, que las personas estén optando por los alquileres temporarios, ya que resulta dificultoso para muchos poder presentar como garante a alguien con una propiedad real.

¿Cuándo se ocupan?

De todas maneras, si bien pareciera que las tendencias están virando cada vez más hacia los alquileres temporarios, hasta que la instalación de éstos como objetivo de los inquilinos crezca más, todavía se trata de un mercado que no ha desarrollado su máximo potencial. En ocasiones la ocupación de las viviendas se ve fuertemente afectada por la época del año, ya que no en todos los momentos del mismo se da el mismo nivel de llegada de extranjeros o personas de otras regiones del país a la Ciudad de Buenos Aires.

De todas maneras, son cada vez más las personas que están eligiendo este tipo de alquileres, sea porque llegan por trabajo y tendrán que irse pronto, o porque vienen para estudiar por un periodo puntual, o porque están buscando tener que invertir la menor cantidad posible de dinero ya que no pretenden instalarse en gran compromiso.

Podemos decir, entonces, que la preferencia por uno u otro de estos tipos de alquileres depende de los proyectos que se tengan a futuro y de las necesidades y condiciones de cada inquilino. En el caso de las personas que buscan algo más fijo, poder instalarse, tienen sus propios muebles y cuentan con toda la documentación necesaria para poder acceder, el alquiler tradicional sigue siendo una posibilidad para las personas que alquilan.

Departamentos en excelente relación precio – calidad disponibles, ingresa ahora al listado