Forma de separar los espacios en un monoambiente

Los monoambientes constituyen cada vez más una ópcion frecuente en la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de una tendencia que crece en todas las grandes ciudades. Por un lado, refiere a los altos niveles poblacionales, en los que se requiere de mayores niveles de construcción de viviendas. Por otro, refiere a los ritmos de vida y a al pase de un ambiente al otro. Por ello, se apela cada vez más a departamentos pequeños, donde las personas puedan contar con todo lo que necesitan en un ambiente chico, que no demande demasiado tiempo de orden y limpieza y que se ubique en los puntos más céntricos e importantes en función de la vida social y productiva.

Pero vivir en un monoambiente no necesariamente tiene que relacionarse con incomodidad, como muchas personas tienden a pensar. Lejos de eso. La solución a esos problemas se encuentra en la originalidad y la imaginación para poder dividir los ambientes de la mejor manera. No siempre contar con poco espacio significa estar incómodos. A continuación, vamos a ver de qué maneras se puede dividir un monoambiente para estar cómodos, tener todo lo que se necesita y sentirse bien al cruzar la puerta.

Ideas originales para dividir los espacios en un monoambiente

Hay quienes desde el momento mismo en que piensan en un monoambiente ya sienten que van a sentirse incómodos. Esto no tiene por qué ser necesariamente así. Hoy, debido a la proliferación de los ambientes pequeños o de las casas de un solo cuarto, hay muchas ideas circulando, que vamos a poner a disposición a continuación, para que puedas tener todo lo que necesitas y sentirte bien en tu lugar. Que los metros cuadrados no condicionen el bienestar.

Cortinas

Las cortinas constituyen la forma más fácil y, además, más barata de dividir un ambiente. En general, se colocan para separar el sector que correspondería al dormitorio para dormir del resto. El único requisito para poder hacerlo es colocar un riel. Sin embargo, se recomienda medir previamente el espacio por el cual va a tener que colocarse la cortina, para poder elegir una a medida. Además, es importante cuidar bien la elección de la tela, a fin de que no sea una tela que se ensucie o se arruine muy fácilmente.

Armarios

Otra buena manera y no muy cara de separar el espacio es con la elección del armario. Si la casa no cuenta ya con uno empotrado, se va a tener que comprar uno. Lo mejor es aprovechar esa instancia para elegir uno grande o con la forma adecuada para que pueda funcionar a la vez de pared. En ese sentido, en general se coloca el lado de las puertas de cara a la cama, para que la parte de atrás parezca una pared hacia el resto de los ambientes.

Policarbonato

De las opciones brindadas hasta ahora, el policarbonato es la que más puede parecerse a una pared tradicional. Es un material que no resulta muy caro, es liviano y fácil de colocar. Se consigue con frecuencia en los distintos lugares de comercialización de cosas para la casa. Para entender como funciona, puede pensarse en una placa liviana de madera que se coloca sobre un soporte a modo de pared.

Elevación

Esta opción es un poco más cara, pero si se puede realizar puede llegar a ser muy útil. Consiste en la elevación del suelo en el sector que refiere a la cama y las cosas específicamente de dormitorio. Eso permite la construcción visual de un espacio separado, que es distinto al resto.

Durlock

Al igual que en el policarbonato, es otra de las maneras más clásicas de separar los ambientes en un monoambiente. Se trata de una pared de madera, fina, sin demasiado peso y que puede colocarse sin necesidad de alterar considerablemente la estructura original del ambiente de la casa. Esto es algo importante para aclarar, especialmente para las personas que alquilan. Si bien deben consultar previamente con el arrendatario si pueden hacer esta modificación, el Durlock no es algo que afecte la estructura tradicional, por lo que en general no tiende a haber problemas en este aspecto.

Además, como una idea para también generar un efecto visible de amplitud del resto del ambiente, en el lado del Durlock que da al resto de la casa, se puede colocar un gran espejo. Eso va a hacer rebotar la luz y los colores claros del entorno. De esa manera, todo va a parecer más grande y casi no se va a notar que hay un ambiente detrás, que pasa a parecerse más a un ambiente separado.

Camas elevadas

Esta opción es excelente cuando se está en una casa que se caracteriza por tener techos altos. Si los tiene, se puede invertir dinero en general una plataforma para que la cama esté más alta. Eso va a hacer que se ahorren considerables metros en el suelo, ya que la cama pasa a estar en un espacio aparte.

Esto puede profundizarse si se elige apostar por la construcción de un entrepiso. El mismo puede ser colocado aprovechando muebles altos de la casa.

Biblioteca original

La forma conservadora y rectangular de las bibliotecas es algo que cada vez más va quedando en el pasado. Hoy, podemos encontrar en el mercado una gran diversidad de opciones para guardar los libros y adornos, sin necesidad de caer en algo que pueda acabar resultándonos aburrido. Una buena opción para separar el ambiente del monoambiente con una biblioteca, es eligiendo las que no tienen fondo. Esto hace que se pueda ver lo que está detrás (es decir, que si atrás está la cama y la parte del dormitorio, esto pueda verse) pero de forma complicada. Es decir, se ve, pero poco. Esto le da un toque original al espacio, al tiempo que permite mantener la fluidez de los colores en la totalidad del ambiente que, si son claros, van a hacer que todo parezca mucho más grande. Habilita una conexión en el entorno pese a la separación.

Cubos

Siguiendo la línea de la idea anterior, otra excelente apuesta se encuentra en los cubos divisores. Estos son grandes cubos cuadrados o rectangulares, que se pueden colocar de la forma preferida de cada persona. Es decir, en vertical, superpuestos, uno al lado del otro, parejos, desparejos, etcétera. Su principal ventaja es que son abundantes en el mercado, que podemos elegirlos con el diseño y el color que más nos guste y que son versátiles, por lo que podemos darles la forma y el estilo que se nos ocurra. Y, por si fuera poco, tienden a ser considerablemente amplios, por lo que podemos colocar en su interior una gran cantidad y diversidad de cosas, ahorrando espacio de almacenamiento mientras hacemos la separación de los ambientes.

Biombos

Los biombos son excelentes opciones para la decoración. Comenzaron a utilizarse teniendo como inspiración la decoración de las casas tradicionales en oriente y se han vuelto uno de los elementos más buscados. Denotan interés por la decoración, originalidad y buen gusto. Y, por si fuera poco, su tamaño y su opacidad permiten separar un ambiente sin demasiados problemas.

Por todo eso y porque además pueden suplir la función de un ropero, los biombos son excelentes para ser colocados como separador de un dormitorio. Además, su color neutro los hace combinables con todo lo que se piense para la decoración del resto de la casa.

Barriles

Cuando hablamos de barriles, en decoración de este tipo, nos estamos refiriendo a algo muy similar a los cubos que mencionamos con anterioridad. Pero con la principal diferencia de que, en este caso, el efecto que logramos desde el frente de la estructura es de círculos en lugar de cuadrados o rectángulos. Esto tiende a dar mucha personalidad y original al ambiente, atrayendo inmediatamente todas las miradas. Además, distinto a lo que parece, son muchas las cosas que pueden guardarse en su interior.

El efecto que generan al momento de separar también es similar. Se permite el fluir de los colores de las paredes y del piso en toda la casa, se llega a ver detrás de la estructura, pero tan poco que permite igualmente algo de intimidad y refugio.

Tiras de madera

Esta opción es muy utilizada y se caracteriza también por ser barata. Consiste básicamente en colocar verticalmente y de forma paralela una serie de “tiras” de madera, un tanto gruesas. Al estar una al lado de la otra, lo que se hace es generar una suerte de pared. Con la diferencia de que hay una separación entre una y otra. Sin embargo, aísla lo suficiente la visión como para mantener la separación del ambiente del resto de la casa. Además, es muy utilizado en decoración debido a que le da un toque original y cálido al entorno. Las personas que entran en una casa que cuenta con este interesante detalle, independientemente de los motivos por los que haya sido incorporado, se da cuenta de que es una casa cálida, un hogar.

Alfombra

Claramente, la alfombra no separa un ambiente de otro. Pero, visualmente, permite a los visitantes darse cuenta de que una parte de la casa no es lo mismo que otra. Por eso, es frecuente ver que se coloquen alfombras en la parte que corresponde al dormitorio. Eso le otorga al mismo un aspecto y una sensación muy cálida, que divide a la percepción.

Mueble versátil

Con la proliferación de los monoambientes, ha habido también un crecimiento en los muebles orientados a separar los espacios de los mismos. Por eso, hoy podemos encontrar muebles que cumplen una función del lado y otra del otro. Esto es, función de ropero de un lado (el lado que “mira” hacia la cama” y de biblioteca o de espacio de guardado hacia el otro.

Puerta de placas

Las puertas de placas son las favoritas para separar ambientes en un monoambiente. Esto es así porque no son en absoluto pesadas ni caras para adquirir. Pero, además, no ocupan espacio. Son puertas que se abren y se cierran de manera que, al estar cerradas, las placas que las componen se coloquen una sobre la otra, sin necesidad de ocupar metros cuadrados, como una puerta tradicional. Es una excelente opción. Al mismo tiempo, una vez que están cerradas, cumplen la misma función que una puerta común: es decir, aíslan la luz y la visión.

🌐 Nuevosaires21.com 📨 info@nuevosaires21.com 🤳 Cel. +5491136637902

📳 Wapp. wa.me/5491136637902

cómo decorar un espacio chico?

Mudarse a un nuevo lugar es una excelente oportunidad. No sólo para empezar de nuevo, sino también para darle identidad a un espacio. Poder llegar a un sitio y que este hable de nosotros, de nuestros gustos, de nuestra personalidad. Incluso de nuestra historia. Es una oportunidad para agarrar una hoja en blanco y hacer de ella todo lo que siempre quisimos, lo que nos hace sentir cómodos, lo que nos hace ser quiénes somos.

Sin embargo, hay ocasiones en las que las propias condiciones del ambiente pueden hacer a una persona confundirse y desorientarse respecto a cómo hacer de su nuevo lugar, su lugar. Esto tiende a suceder, especialmente, cuando se trata de un espacio chico. De todas maneras, un espacio chico bien decorado y aprovechado, puede ser la mejor alternativa que exista. Para que puedas ver eso, a continuación, te damos algunos tips para que puedas redecorar un espacio chico y hacerlo cómodo, atractivo, con personalidad y originalidad.

¿Pequeñez? No, belleza

Poder hacer atractivo, cómodo y funcional un espacio chico no es algo sencillo. Pero tampoco es imposible. Solo se trata de poder conocer algunos tips clave que orienten los modos de acción para hacer del sitio un lugar perfecto y lleno de maravillas y focos de atención. Para que lo puedas lograr sin problemas y no derive en una tarea estresante, te recomendamos tener en cuenta los consejos que mencionamos a continuación.

Claridad en los colores

Los colores oscuros o brillantes pueden ser muy atractivos y denotar gran personalidad, es cierto. Sin embargo, no porque nos gusten están siempre bien aplicados. Cuando el espacio que vamos a pintar es pequeño, los colores oscuros o brillantes pueden reducirlo en percepción mucho más.

Cuando el espacio es chico, se recomienda siempre elegir colores claros. ¡Pero cuidado! Eso no quiere decir que todas las opciones deban necesariamente limitarse al color blanco. Hay otras opciones y escalas cromáticas que pueden ser excelentes para estos casos y que no son obligadamente blancas.

En el caso de querer utilizar otros colores para dar un toque más de personalidad, lo que puede hacerse es pintar una pared de un color más oscuro. Por ejemplo, elegir un verde y hacer una pared verde y las otras tres blancas o de color crema. Esa sí es una buena manera de incorporar otros tipos de tonos. Otra excelente manera es a través de los muebles o de los adornos, la tapicería y las cortinas. Entonces, si elegimos pintar todo de blanco o de otro color similar, lo que se puede hacer es elegir cortinas, mantelería y adornos de colores llamativos, que le den un toque más original al espacio, sin correr el riesgo de que el mismo se vea más chico de lo que es.

Mucha luz natural

La luz artificial claramente no falta en ninguna casa. Pero la luz natural es algo a lo que se le debe dar mucha importancia. La luz natural es capaz de hacer que un ambiente pequeño se vea inmenso, se perciba de esa manera.

En este sentido, podemos matar dos pájaros de un tiro. En primera instancia porque las paredes despejadas hacen que todos los espacios se vean más grandes. Entonces, si colocamos grandes ventanas o aprovechamos las que tenemos, podemos generar una excelente percepción de amplitud. Además, las ventanas extienden el horizonte de la mirada en el interior mismo de la casa, lo que genera que las sensaciones del espacio se distorsionen y el lugar se sienta mucho más grande.

Vidrios

Siguiendo lo mencionado con anterioridad, nunca deben faltar en una casa pequeña los vidrios. Por estos entendemos tanto a las ventanas como a los espejos. Pensemos en los espejos como los reflectores que son. Sin embargo, éstos no reflejan solamente rostros de personas, sino más bien todo lo que tienen en frente. En este sentido, reflejan también la luz.

Por ello, contar con muchos espejos y cosas de vidrio en la casa la hará parecer más grande. Hará que la luz se refleje mejor, que todo esté mucho más iluminado y que las distancias entre las cosas parezca mayor, dando más luminosidad y limpieza al espacio.

Muebles en altura

Nada hay peor en una casa chica que estarse chocando con cosas todo el tiempo. Por eso, si el espacio en el que nos vamos a mudar es pequeño, lo mejor es que cuidemos que los lugares por los que transitemos estén lo más abiertos posibles. Tener que estar todo el tiempo esquivando muebles y cosas nos hará sentir incómodos por el mal uso de un espacio que podría estar mejor diagramado.

Para poder resolver este problema, los muebles en altura constituyen una excelente alternativa. Esto es la posibilidad de ganar espacio de guardado y almacenamiento, sin ocupar metros cuadrados de la casa. Es decir, poder guardar todo lo que tenemos, lo que necesitamos, sin que eso resulte en una molestia. Ello puede lograrse aprovechando esos espacios “muertos” de la parte alta de las paredes. Se trata de partes de la casa que nadie en general aprovecha y que ofrecen excelentes oportunidades para el guardado.

Mesa redonda

Si se tiene la posibilidad de elegir una mesa nueva para la comida, lo mejor para todo espacio chico es la mesa redonda. Esta deja fluir mejor el tránsito a su alrededor, lo que hace que sea menos incómoda su incorporación. Al mismo tiempo, las mesas redondas generan efectos visuales que hacen a los espacios verse más grandes y a las mesas más pequeñas, pese a que pueden ser igualmente funcionales que una mesa cuadrada o rectangular.

Menos es más

Finalmente, hay que tener determinados criterios en lo que refiere a la decoración. Si bien es cierto que es necesario dar al espacio la personalidad y la onda que nos identifica y nos hace sentir cómodos, no es recomendable llenar una casa pequeña de cosas por todas partes. Para que el lugar se pueda percibir un poco más grande de lo que es y se sienta cómodo, es imprescindible cuidar la cantidad de cosas que se dejan a la vista.

Estas buscando departamento en alquiler temporario ingresa ahora y conoce las opciones en excelente relación precio – calidad

🌐 Nuevosaires21.com 📨 info@nuevosaires21.com 🤳 Cel. +5491136637902

📳 Wapp. wa.me/5491136637902